Ciudad |  Nueva convocatoria este miércoles por los despidos en LT3 y LT8

El Grupo Uno no acató la conciliación obligatoria

30/03/2010

Sólo música se escuchó en el 680 y el 830 del dial, y los trabajadores del diario La Capital pararon de forma total. Así se sumaron a la interrupción de la programación habitual de las radios de amplitud modulada LT3 y LT8 ante los 26 despidos dispuestos por Daniel Vila y José Luis Manzano, capitostes del Grupo Uno, que luego decidieron no acatar la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de la provincia. Desde las 15 del martes hubo una multitudinaria marcha hacia las puertas de La Capital (ver todas las fotos) que forzó la medida oficial, y se levantó el paro. Pero más tarde se conoció la determinación patronal, que desoyó la medida y provocó la reacción de los trabajadores. Este miércoles la situación será denunciada en la cartera laboral y luego habrá una nueva concentración, a partir de las 10, en las puertas del Decano (ver videos).

Después de una larga jornada de pelea a lo largo de este martes, los 26 trabajadores despedidos más sus compañeros de trabajo de LT8 y LT3 consiguieron que el Ministerio de Trabajo de la provincia dictara la conciliación obligatoria. Antes los hombres y las mujeres de Prensa habían protagonizado una multitudinaria movilización a las puertas del diario La Capital, sede del Grupo Uno que comandan José Luis Manzano y Daniel Vila. Los empleados del matutino también adhirieron a la medida de fuerza.

Sin embargo, por la noche los empleados despedidos no pudieron ingresar a sus puestos de trabajo tal cual lo había establecido la cartera laboral, por lo que el Sindicato de Prensa Rosario decidió denunciar la situación este miércoles por la mañana, para convocar a las 10 a un multitudinaria concentración en las puertas del Decano de la prensa argentina.

Tras la llegada de los telegramas, 12 en LT8 y 6 en LT3 –a los que se suman la finalización de otros ocho empleados con contratos– los trabajadores de prensa se convocaron en la puerta de ambas emisoras para repudiar los despidos, con el apoyo del Sindicato de Prensa Rosario.

“Ellos hablan de generar una sinergia entre sus medios, pero lo que hacen es el ajuste eterno”, sostuvo la secretaria gremial del SPR Stella Hernández, quien insistió en invitar a otros gremios y a organizaciones sociales y políticas a respaldar a los empleados cesanteados.

En rigor, hace ya varios meses que el grupo Uno viene amenazando con achicar los planteles de sus medios en Rosario, donde controla el diario de mayor tirada y dos de las cuatro emisoras de amplitud modulada, configurando una escandalosa situación de monopolio.

Por la tarde el conjunto de los trabajadores, con un importante apoyo de otros sindicatos, organizaciones sociales, políticas y estudiantiles, se movilizó hasta las puertas del diario La Capital, donde se reclamó la incorporación de los despedidos.

Una reunión en el Ministerio de Trabajo de la provincia estableció el dictado de la conciliación obligatoria, lo cual retrotrae el conflicto al momento de su inicio, es decir que los empleados que habían recibidos el telegrama volvían a trabajar y se levantaba la medida de fuerza. La medida oficial hizo que los trabajadores de La Capital volvieron a sus puestos alrededor de las 20, luego de una extensa asamblea.

Sin embargo, los cesanteados no pudieron ingresar este martes por la noche a sus puestos de trabajo. El multimedio había resuelto no acatar la conciliación obligatoria dictada por Trabajo, e incluso  tampoco pudieron ingresar a  sus lugares de empleo el resto de los trabajadores de ambas radios AM.

Como consecuencia de esa determinación unilateral del Grupo Uno, el SPR constató la situación mediante escribano público y anunció que este miércoles por la mañana hará la denuncia en la cartera laboral santafesina. Además, convocó a una nueva concentración en las puertas del diario La Capital, de Sarmiento al 700, a partir de las 10 de la mañana.

Se suman las adhesiones

 

Rápidamente diferentes agrupaciones sindicales y políticas se sumaron al repudio ante los despidos y manifestaron su reclamo al Grupo Uno de que reincorpore de inmediato a los trabajadores cesanteados

ATE Rosario, por ejemplo sostuvo que “exige la reincorporación ya de todos los trabajadores despedidos de LT3 y LT8”, y emitió un comunicado:

“Agraviados en nuestra dignidad, heridos en nuestros derechos, despojados de nuestras conquistas, venimos a alzar en el punto donde otros las dejaron, viejas banderas de la lucha”, dice el gremio estatal.

Además, ATE proclamó la “solidaridad con los trabajadores de prensa” y exigió “la reincorporación de todos los trabajadores despedidos”, al tiempo que convocó a marchar desde Dorrego y Córdoba, en las puertas de LT8, hacia La Capital, a las 15. A su vez, convocó a marchar luego, a las 18, para realizar un abrazo solidario en defensa del Centro Cultural La Toma, en calle Tucumán 1349. Firman el comunicado los secretarios general de ATE Rosario, Jorge Acedo, y adjunto, Gustavo Martínez.

En tanto, los comités provincial y Rosario del Partido Comunista y de la Federación Juvenil Comunista, emitieron un comunicado en el que repudian los despidos del Grupo Uno.

“El alerta del sindicato de prensa se materializó esta mañana, con el despido de 30 compañeros de las emisoras Lt8 y Lt3. Hoy la ciudad amaneció con el 50% de las radios silenciadas”, comienza el comunicado.

“El grupo Multimedios La Capital de Vila y Manzano buscan volver a la década del 90, es decir con más precarización laboral, para seguir acumulando ganancias. Porque la idea de este segundo grupo monopólico es seguir manteniendo las radios, quizá fusionándolas, y donde los trabajadores sean pasantes. No debemos permitir esto, nos solidarizamos con los compañeros despedidos y llamamos a todas organizaciones sociales,políticas y la comunidad toda a movilizarnos esta tarde a las 14:30 frente a Lt8, para marchar hasta el diario La capital donde se realizará un gran acto de repudio por los despidos. Repudiamos este hecho y reclamamos la reincorporación de todos los despedidos”, finaliza la comunicación.

Comunicado de la CTA Rosario

Al mismo tiempo, la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), y los trabajadores del Instituto Provincial de Estadística y Censos (IPEC) de Rosario, nucleados en ATE – CTA, repudiaron “la actitud del Grupo UNO (propiedad de Daniel Vila y José Luís Manzano) de echar a decenas de compañeros trabajadores de prensa de dos de los más prestigiosos medios radiofónicos del país”.

“A nadie sorprende la actitud tomada por este grupo económico que ha decidido desde hace unos años a jugar a hacer periodismo con el solo fin de establecer su agenda, defender sus intereses económicos y políticos”, dice el comunicado.

“Los trabajadores del IPEC decidieron en Asamblea movilizar esta tarde a partir de las 15 en la puerta de LT8 Radio Rosario hacia la joyita del grupo multimediático, el mítico diario La Capital, en donde sus trabajadores resisten heroicamente para mantener el legado que hace más de 160 años dejara su fundador Ovidio Lagos: «Las páginas de La Capital son del pueblo», continúa la comunicación de CTA-IPEC.

“Decíamos que a nadie sorprende la actitud de desprecio hacia los trabajadores porque este Grupo es sospechoso de lavado de dinero, no sólo por autoridades argentinas, sino por el subcomité del Senado norteamericano que investiga el lavado de dinero. A nadie sorprende lo que pueda hacer José Luis Manzano, aquel gordito jefe del bloque de diputados del PJ que sin ninguna vergüenza admitió que «robaba» para la corona, autoexiliándose luego por muchos años en los Estados Unidos, luego, claro de embellecerse mediante sofisticadas cirugías. Otra cosa que queda claro es que esta acción de despedir trabajadores de prensa no es más que la «vendetta» que Vila y Manzano toman contra los periodistas ya que éstos, apoyaron y apoyan la nueva Ley de Medios de la Democracia, fundamentalmente a través de su gremio, el Sindicato de Prensa de Rosario, adherido a la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA).