Ciudad |  Redacción Rosario se reestrenó en Berlín

Periodismo digital de trasnoche

13/04/2012

La cooperativa de trabajo La Masa presentó el nuevo sitio web de Redacción Rosario en El Berlín. En una íntima pero concurrida charla, los periodistas e investigadores invitados Mariano Blejman y Dardo Ceballos polemizaron sobre el oficio terrestre del periodismo y su transformación en el ciberespacio.

Este miércoles a la noche un aluvión de aficionados a la comunicación y el periodismo junto a lectores, amigos y seguidores del sitio web que producen los trabajadores de La Masa, se acercaron al pasaje Zabala para conocer, indagar y polemizar sobre los límites y alcances de los medios de comunicación interactivos, donde el webperiodismo en este caso fue la estrella de la noche.

La presentación de la jornada estuvo a cargo de Javier García Alfaro, comunicador social  e integrante de cooperativa, quien señaló que “el nuevo sitio web implica una apuesta al periodismo digital, porque lo cierto es que en principio la edición online se nos planteaba, o la imaginábamos, como un ensayo, un paso previo para la realización de una publicación impresa”. El comunicador hizo un breve repaso histórico de la cooperativa, que incluyó la producción del diario Crónica Santa Fe –al que definió como “una bosta multicolor”– y la cobertura en abril de 2010 de la lucha de los trabajadores de prensa del multimedios La Capital, por la que Redacción Rosario alcanzó el récord de 40 mil visitas mensuales.

El disparador de Mariano Blejman al inicio de la charla fue poner en tensión el título mismo del evento. El periodismo digital como un oficio terrestre. ¿No es contradictorio? ¿Es un oficio terrestre lo que un periodista hace sentado frente a un monitor?

El periodista y editor del suplemento No y la sección Cultura Digital de Página 12 expuso diez ejemplos de cómo Internet ofrece múltiples recursos que bien pueden ser utilizados para acceder a información de lo real, de lo terrestre desde la web 2.0, es decir la web que permite a los usuarios interactuar y colaborar entre sí como creadores de contenido.

Ante la perplejidad de muchos de los presentes, estas aplicaciones y sitios que parecían elementos típicos de la ciencia ficción, son reales y si bien fueron creados por militares (como la misma Internet), grandes empresas de marketing y seguridad, programadores y hackers –con intereses que quizás disten mucho de lo periodístico– están al alcance de cualquiera que quiera acceder a información real de lo que está sucediendo allá afuera. “Esto no significa que se tenga que prescindir del relato y el testimonio de las personas involucradas en eso que queremos contar, pero de ante mano, podemos saber dónde y en qué condiciones se encuentran esas personas”, señaló Blejman.

Lo cierto es que el ciberperiodista de Página 12, parodiando al “periodismo de culo pesado” y a su vez reivindicando el periodismo de datos –o data journalism–, sentó postura: “En el periodismo, ya sea digital o impreso lo que debe prevalecer es la mirada del periodista. El recorte y la interpretación que elabora el periodista ante determinada cosa o hecho es lo que hace a su firma y a la identidad del medio. De este modo es efectivo el periodismo a la hora de encontrar lectores, porque esa mirada es también lo que buscamos como lectores”.

A su turno, el rosarino, comunicador social y docente Dardo Ceballos habló de “celebrar el trabajo cooperativo y comunitario en la web 2.0 donde priman y abundan los tweetstars, blogstars”, en clara referencia a Redacción Rosario y su nueva apuesta en el ciberespacio. A propósito, Ceballos destacó la importancia de un medio de comunicación autogestionado en  un escenario de concentración mediática como sucede en la ciudad.

Luego puso énfasis en la necesidad estrictamente local de apostar, desde lo periodístico, a otras narrativas. “Hay que dejar de creer o de obedecer a la tiranía del click, hay que salir de lo urgente, de esa lógica de la inmediatez que imponen los grandes medios, y no dejar que los medios alternativos sean consumidos por esa lógica. Hay que apostar a la narrativa que tenga que ver con el aprovechamiento del hipertexto, de la multimedialidad para recavar datos, pero también a la contextualización de cada información, hay que recuperar la investigación periodística”.

Como ejemplo Dardo utilizó la metáfora del “segundo piso” que vale como desafío y exigencia de inversión tanto para los grandes medios de comunicación como para los  convergentes y más pequeños. “El primer piso está cubierto por periodistas polivalentes que dan respuesta al minuto, a las horas, pero para llegar al segundo piso son necesarios periodistas que escriban para los días, para las semanas”, y agregó: “En esta maraña de hiper conexión y de hiper estímulos, en Rosario hace falta ese segundo piso que nos de tiempo para pensar”.

A su vez, Ceballos enfatizó que ante la presencia de periodistas todo terreno o “polivalentes”, que deben por exigencia de los mismos medios realizar diversas tareas complementarias al relato periodístico, eso “no puede significar la desaparición de los periodistas, programadores, infógrafos, diseñadores y fotógrafos”.

La cobertura vía Twitter del evento utilizó el hashtag #periodismoDT. En la red social del pajarito azul, un hashtag o etiqueta es una cadena de caracteres formada por una o varias palabras concatenadas y precedidas por el signo # que permite a cualquier usuario realizar un aporte sobre un tema abierto.

La charla de trasnoche dejó a los presentes con varios interrogantes y un poco de incertidumbre, pero también con nuevos desafíos tanto para los periodistas y trabajadores de prensa como para los lectores y usuarios de los medios digitales.

La web entendida como un lugar nuevo para el periodismo, es decir, el webperiodismo como paradigma de transición permanente, exige descubrir, explorar y aprender a usar estas nuevas herramientas a fin de optimizar la calidad periodística, generar nuevas narrativas  y acercarse más al objetivo de garantizar democráticamente el derecho a la información.