Comentarios recientes

Mundo |  Juzgan al asesino de Oslo

“Maté a 77 personas pero no soy culpable”

16/04/2012
Breivik

Breivik no considera sus actos como “criminales” | Foto: Heiko Junge/Pool/AFP.

El extremista de derecha e islamófobo noruego, responsable de la muerte de 77 personas en julio de 2011, admitió este lunes haber sido el autor de los hechos aunque se declaró “no culpable” por haber actuado en “defensa propia”.

La Justicia noruega acusa a Anders Behring Breivik de asesinato premeditado y terrorismo, cargos de los que Breivik trata de evadir aduciendo que actuó “en legítima defensa”.

El 22 de julio pasado, el joven noruego de 33 años colocó una bomba en el distrito gubernamental de Oslo que acabó con la vida de ocho personas; poco después de la explosión, tiroteó indiscriminadamente a otros 69 jóvenes del Partido Laborista que acampaban en la isla de Utoya.

“Admito los hechos, pero no me considero culpable”,  declaró  ante el tribunal que lo juzga en la misma ciudad de Oslo, y añadió: “No reconozco el sistema judicial noruego porque actúa bajo mandato de partidos que apoyan el multiculturalismo”.

Tampoco reconoció la autoridad de la jueza que preside dicho tribunal, Wenche Elizabeth Arntzen, porque fue nombrada por la ex ministra de Justicia Hanne Harlem, una hermana de la ex primera ministra laborista Gro Harlem Brundtland. De hecho, al pedirle la magistrada que dijera su nombre, edad y ocupación, desafiante e impertinentemente, respondió: “Soy escritor”.

Breivik ingresó al recinto de punta en blanco, luciendo un traje oscuro  y pulcramente peinado hacia un costado. Tras sacarle las esposas, levantó el brazo derecho con el puño cerrado remedando el antiguo saludo fascista.

Mientras la fiscal Inga Bejer Engh daba una descripción pormenorizada de la forma en que murieron cada una de sus víctimas, detallando los nombres y edades de los 77 muertos y 42 heridos graves que dejó su ataque, Breivik no se inmutó; sólo se conmovió al ver exhibido su propio corto de propaganda nazi. En tanto, los familiares de las víctimas rompían en llanto.

Según el abogado defensor, Geir Lippestad, Breivik desea ser juzgado como imputable aunque no considera sus actos como “criminales”.  El acusado prestará testimonio a partir de este martes y durante los próximos cinco días.

Finalmente, quedará por ver si el asesino de Oslo resultará o no imputable; por lo pronto, dos informes psiquiátricos pedidos por el juzgado dieron dos conclusiones opuestas.

Fuentes: Sydsdenskan/ Télam | Traducción: Manuel Costa