Deportes |  Entrevista a Rubén Capria

Cuentos de magia

07/02/2017 | Por Santiago Garat y Facundo Paredes
El Mago, además de al periodismo deportivo, se le anima a la literatura.

El Mago, además de al periodismo, se le anima a la literatura.

El ex jugador –campeón con Newell’s en 2004– y actual periodista deportivo, autor de un relato que fue incluido en el libro Pelota de Papel, aconseja la lectura de textos futboleros para esperar el reinicio del torneo local.

El Mago Capria jugó varios períodos en Racing –entre tantos otros clubes– y se consagró campeón con la Lepra en el Apertura 2004. Fue portador de una exquisita pegada y ahora es periodista deportivo, y autor del cuento El portón de Lelio, en el que se remonta a sus primeros contactos con la pelota. “Fue la primera vez que escribí un cuento”, revela el ex volante creativo sobre sobre su texto publicado en Pelota de Papel, el libro del que participan ex y actuales futbolistas.

Le pintó la cara

Capria, que juega a la pelota desde que tiene uso de razón, confiesa que desde chico no era muy afecto a los libros, más allá de los que debía leer casi por obligación en la escuela. El interés por la literatura “me agarró más de grande”, admite el periodista, y agrega: “Uno venía con algo muy mínimo de primaria y secundaria, pero de grande me agarró la curiosidad de algunos temas puntuales”.

Como es recurrente en el mundo en el que conviven los libros y la pelota, quien le despertó un mayor afecto por la literatura fue Roberto Fontanarrosa. “Recibí de él uno de los regalos más lindos que me dio el fútbol”, rememora Capria sobre el obsequio durante su estadía en Rosario. Se trataba de un dibujo del clásico de la ciudad, con dedicatoria incluída.

El oriundo de la localidad bonaerense de General Belgrano, se define como “un loco y un apasionado de las historias del personaje Inodoro Pereyra”, ya que “desde chico siempre me divirtió porque se emparentaba mucho con algunos personajes de mi pueblo, que era un lugar gauchesco”. Y no escatima en elogios al Negro y a su pluma: “Fontanarrosa es genial, su creatividad, su sentido del humor, la manera de escribir, todo su idioma me divertía muchísimo”.

Más tarde “empecé a leer muchas biografías y materiales referidos a la carrera del futbolista, para intentar mejorar. Tenía mucha lectura sobre la preparación, sobre la psicología del deporte, y otras cuestiones similares”, añade.

Lo sacó de la galera

“Cuando Seba Domínguez (uno de los principales impulsores del libro Pelota de papel) me lo propone, se me apareció una idea que me andaba rondando en la cabeza y así fue como lo escribí”, revela el panelista del programa La llave del gol sobre su cuento El portón de Lelio, que “tiene que ver con una experiencia autorreferencial en mayor medida, porque soy yo jugando al fútbol en la calle”, según relata su propio autor. “Tuve la suerte de tener gente que me ayudó a acomodar y organizar el cuento. Fue la primera vez que escribí uno y coincide con ser la primera vez que sale un libro escrito por jugadores y ex jugadores”, agrega, y se defiende: “Hay un prejuicio sobre nosotros, un estereotipo que dice que lo único que hacemos es patear una pelota, y no siempre es así”.

“Antes había escrito cosas sueltas, sobre pensamientos que tengo del fútbol o que me emparentan con la vida misma, ya que todo lo que tenga que ver con el deporte se relaciona con los valores y vínculos de convivencia, con la vida. Lo hago como un ayuda memoria. Tengo un archivo de muchísimas hojas sueltas escritas por mi”, cuenta.

Por último, el Mago recomienda para las fanáticos de la redonda el cuento de su colega –tanto dentro como fuera de la cancha–, Gustavo Lombardi, con pasado en River y columnista en TyC Sports. “Es de ciencia ficción y me pareció muy original, muy interesante, porque es algo futurista y de cómo se verá el fútbol dentro de varios años. Me pareció muy creativo”, comenta sobre el relato del rosarino y ex lateral derecho, Un mundo sin fútbol, prologado –nada menos– que por Eduardo Sacheri.

“Después tenés tipos que son garantía de que escriben bien. Ángel Cappa es genial, y lo que leas de él esta bueno”, cierra.

Hablemos de fútbol

Rubén Capria vistió varias camisetas del fútbol argentino, y también traspasó la frontera para jugar en distintos países dentro del continente. Colgados los botines, tuvo una muy breve experiencia como entrenador en Atlanta (apenas dirigió cinco partidos) y luego se metió en el mundo de los medios de comunicación, pero siempre con la pelota entre ceja y ceja.

“Todos nos trazamos objetivos desde chicos. Unos quieren ser doctores, otros arquitectos. En mi caso siempre me apasionó esto. Yo siempre jugué al fútbol y soñaba con ser Mario Alberto Kempes, porque me deslumbró su figura en el 78, cuando yo tenía 8 años. Él me inspiraba para jugar a la pelota”, recuerda el ex volante de Estudiantes de La Plata y Chacarita, entre otros. Y advierte: “Lo peligroso de estos tiempos es que se quiere subir la escalera sin pasar por los escalones. Hay que ir escalón por escalón. A los chicos no los podes tratar como a un jugador profesional. Hay que discutir esta cuestión de los padres presionando detrás de los hijos para buscar salvarse. Algunos pretenden que un hijo haga las cosas que el adulto no pudo hacer por sus propios medios”.

En primera división, Capria obtuvo un sólo título, y fue en Rosario. Por eso, la ciudad futbolera por excelencia, no fue un destino más para él. “Mi paso por Newell’s fue como todo muy redondo, porque coincide con el nacimiento de mi primer hijo. Llegué a un club –y a una ciudad– en donde se respira fútbol, en la que tienen un gran respeto por la pelota, tanto Newell’s como Central”, destaca este hombre que también jugó en Cruz Azul, Barcelona de Ecuador, Universidad Católica de Chile y Peñarol de Uruguay, y subraya: “Tienen a Bielsa, que le ha dado al fútbol una herramienta que es el componente ético y la nobleza de los recursos que se usan para jugar. Rosario, en general, tiene ese fútbol de atrevimiento, de estética”.

Su debut periodístico fue en el programa televisivo de ESPN Hablemos de Fútbol, en 2014; y tras sus pasos por DeporTV en Fútbol Compacto y como comentarista en los amistosos internacionales, llegó a la pantalla de Fox Sports. “El año pasado hicimos un hermoso programa La Llave del Gol, por el que pasaron enormes invitados y se nos hizo un año buenísimo. Ahora estamos esperando a ver cuando se inicie la programación para ver si seguimos. Aunque ni siquiera sabemos si el fútbol arranca”, termina.

Una respuesta para Cuentos de magia

  1. Claudio Magnifico Responder

    08/02/2017 en 9:49

    Un genio al mago. Abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *