País |  Editores en estado de alerta

Embestida contra el periodismo gráfico

08/02/2017

Frente a versiones de que el gobierno nacional quiere rebajar el Impuesto al Valor Agregado (IVA), pero eliminar todos los regímenes especiales, Diarios y Periódicos Regionales Argentinos (Dypra) se declaró en estado de alerta.

Mediante un comunicado de prensa divulgado este miércoles y firmado por el presidente de Dypra, Jorge Conalbi Anzorena y el secretario de la entidad, Patricio Suárez, se señala que la versión, publicada en un diario capitalino, revela que la propuesta “pretende disminuir apenas en dos puntos el IVA al consumo ciudadano, compensando ese costo fiscal y hasta aumentando la recaudación mediante «la eliminación de todos los tratamientos especiales que existen en algunos regímenes sectoriales»”.

Frente a esa iniciativa, Dypra sostiene: “A simple vista, el beneficio de disminuir el IVA general es incuestionable, pero aprovechar una situación de expectativas poblacionales por obtener bajas en los precios de los artículos de consumo y, en especial de la canasta básica, para «avanzar» contra regímenes de fomento a actividades culturales y comunicacionales, resulta contraproducente. Los propios usuarios, consumidores y participantes de estas actividades, centrales para el ejercicio pleno de un conjunto de Derechos Humanos, verán como las barreras de acceso a éstas se levantan”.

El texto completo del comunicado es el siguiente:

“Ante una versión periodística publicada por un diario capitalino, dando cuenta de la contratación de economistas de la fundación Fiel por parte del Ministerio de Hacienda del Gobierno Nacional a cargo de Nicolás Dujovne, a los fines de estudiar una reforma impositiva integral, y teniendo en cuenta que dicha fundación propone la generalización del Impuesto al Valor Agregado (IVA) al 19%, eliminando por otra parte todos los regímenes especiales sobre este impuestos, desde Diarios y Periódicos Regionales Argentinos (Dypra), sostiene:

La propuesta pretende disminuir apenas en dos puntos el IVA al consumo ciudadano, compensando ese costo fiscal y hasta aumentando la recaudación mediante «la eliminación de todos los tratamientos especiales que existen en algunos regímenes sectoriales»”. Tal afirmación puede constatarse en el documento “El sistema tributario argentino. Análisis y evaluación de propuestas para reformarlo” (agosto de 2015), disponible en el sitio web de la fundación.

A simple vista, el beneficio de disminuir el IVA general es incuestionable, pero aprovechar una situación de expectativas poblacionales por obtener bajas en los precios de los artículos de consumo y, en especial de la canasta básica, para «avanzar» contra regímenes de fomento a actividades culturales y comunicacionales, resulta contraproducente. Los propios usuarios, consumidores y participantes de estas actividades, centrales para el ejercicio pleno de un conjunto de Derechos Humanos, verán como las barreras de acceso a éstas se levantan.

Es decir, se pretende hacer marketing político con una supuesta reducción impositiva que en los hechos conlleva la destrucción de numerosas actividades protegidas por su carácter cultural o de necesidad pública, como el derecho social a la información.

En los años 90 -y a modo de castigo contra la prensa- el entonces superministro Domingo Cavallo impuso el IVA a la actividad periodística, en un antecedente que colocó a nuestro país entre uno de los contados casos donde la misma no está bajo un régimen especial.

Durante todos estos años los editores gráficos argentinos bregamos por la eliminación de este impuesto, tal como ocurre en la mayoría de los países a los fines de favorecer el derecho ciudadano a la información y el control ciudadano de la actividad de gobierno.

Si bien ese objetivo no se logró, en 2014 se estableció un marco diferente, con alícuotas diferenciadas de acuerdo a la facturación de cada empresa. La ley 26.982 contempla escalonamientos, que favorecen especialmente a las empresas de menor envergadura. La norma luego fue modificada para alcanzar a los medios digitales.

Cabe recordar que esa norma fue aprobada por una mayoría abrumadora, incluyendo a los legisladores del actual partido de gobierno: Esa iniciativa contó con 176 votos a favor, 4 en contra y 12 abstenciones.

De avanzar en el rumbo propuesto en el documento de Fiel, el gobierno nacional estaría superando con creces la implementación tristemente célebre de Domingo Cavallo, lo que empujaría al abismo a muchos medios gráficos, medianos, pequeños, cooperativos y sin fines de lucro que quedarían al borde de la desaparición. Estos medios son los que abundan en las provincias y pequeñas localidades, por lo que las dificultades que atraviesan y se agravarán de tomarse estas medidas lo que impide tanto a gobiernos locales, partidos políticos, pymes, de alcance regional etc. de disponer de canales de comunicación locales.

Dypra repudia y rechaza de plano este intento por limitar el derecho ciudadano al acceso a la información, y convoca a sus asociados a redoblar los esfuerzos y gestiones en todo el país para difundir la situación y a la vez dialogar con referentes locales y provinciales para explicar la postura, a los fines de evitar una embestida que se llevará «puesta» la comunicación regional argentina”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *